Heidi

HEIDI

Caratula de inicio Canción “Abuelito Dime Tú”

heidi_02canta inicio

Comenzaron a emitirse los 52 capítulos de los que constaba la serie en 1975, regularmente hasta el año 1977.

Enlace para la selección de los 52 capítulos de Heidi

Sinopsis:

Escrita por Joana Spiry cuenta la historia de Heidi; una niña pequena que habiendo quedado huérfana, queda a cargo de su joven tia Dete. Esta  tiene que servir en casa de la  adinerada familia de los  Seseman en Frankfort. Por lo que no pudiéndola cuidar decide endosársela a su abuelo. Un hombre huraño que vive en un inhóspito paraje de los Alpes.

Heidi Dete

Sin embargo, lo que parece una tragedia, el alegre corazón de la joven Heidi, lo ve como una inmensa alegría.
Con la caminata hasta la cima, llegada la tarde, se impone la cena. Un simple queso de cabra derretido sobre una rebanada de pan, y un bol de leche de cabra fresco. A Heidi le parecen una bendición.

heidi_queso

Su nueva habitación en el desván ya ha sido habilitada. A Heidi le maravilla la redondez de la ventana y la magnifica vista que se contempla
Heidi%20Las%20Peliculas

 

 

 

 

 

Como lecho un simple haz de heno con una sabana bien remetida. El abuelo será muy serio pero sabe hacer unas camas muy divertidas y muy cómodas.

abuelo%20heidi

 

A la mañana siguiente temprano conoce a Pedro el cabrero.Tal y como lo llama el Abuelito, El General.

 

Pedro2

 

El abuelo ya lo ha preparado todo y tiene el almuerzo a punto. Casi todo se lo comerá al final Pedro por que es un tragaldabas.

 

heidi abuelo

Un día en los verdes valles plagados de verdes flores rodeados de montañas nevadas y acariciados por la fresca brisa. El sol brillante en la cara. Y las nubes tontamente desfilan dibujando en el cielo figuras para averiguar.
Heididisfrutadelosalpes

Y desde el pico de las Águilas, al atardecer el sol desciende por debajo de las montañas, rascando su espaldas como si estuvieran hermanados  Sol y tierra. Tiñendo los cielos de ámbar y oro.  Como es posible que  algo tan bonito tan solo pueda verse aquí.

heidi

 

Acabado el día Pedro regresa a devolver las cabras del abuelo.

 

bscap030Pedrorebaño

 

Heidi no deja de hacer amigos en los Alpes. Copito de nieve, es su cabrita  preferida. Pero hay otras Blanquita, Negrita.

 

Copitonieve

 

Chip Chip su pajarito.

 

heidichipchip

 

Y no nos olvidemos de Niebla el indolente y fiel perro San Bernardo del abuelo. 

 

heidi3av0Niebla

Y a la madre y la abuelita ciega de Pedro, que hila día tras día en su oscura cabaña. Heidi con su alegría lograra levantar su espíritu y hacerla participe de la magnificencia de los Alpes.

Heidiabuelita

 

Los días se suceden entre juegos y risas.

 

heidi1cabras

Como hace con todas las cosas. Una niña con un alma tan radiante enseguida lleva la alegría a la casa de su abuelo. Su agrio carácter, se dulcifica y llegado el invierno éste a petición de Heidi, arregla la cabaña de Pedro que esta ruinosa. Heidi aprende a disfrutar de la nieve en el trineo.

heidi1trineo

 

Pero de improvisto regresa Dete para llevarse a Heidi, pues  la necesita como compañera de juegos de Clara Sesseman ,  la hija invalida de sus amos. El abuelo queda destrozado por esta perdida.

Hedi

Heidi por vez primera ve una gran ciudad. Frankfort, muy diferente de sus verdes Alpes. Allí conoce a Clara su nueva amiga.

HeidiconoceaClara

También se encontrará a la Señorita Rottenmeyer que la someterá a una férrea disciplina amén de cambiarle el nombre por el de Adelaida, y quemar sus ropas de vivos colores.
rottenmeierzg0

También se hace amiga de Sebastian, el  Mayordomo, quien intentara por todos los medios mediar por calmar el ambiente.

rottenmeier

Al amo de la casa, el afable y casi siempre ausente por viajes de negocios; el Señor Seseman. Y a la Abuela Seseman una encantadora señora de la cual solo encontraría cariño.

Heidi en principio, actuará con su habitual espíritu desenfadado, causando grandes disgustos a la Rottenmeyer y risas a Clara.

En cierta ocasión, acepta  la adopción de unos gatitos. Guardará los ricos panecillos para la Abuelita de Pedro, que por desgracia se quedaran duros. Pero su escapada para subir a un campanario en busca de sus queridas montañas……

rottenmeie2r

 

……. hará que pronto su vida se vea tan limitada,  que una pulmonía y la tristeza le causará caer muy enferma. Por ello el doctor de la familia Seseman, aconsejará que Heidi regrese a los Alpes.

Doctor de los Sesseman

 

Cuando al fin regresa. El abuelo se muestra distante. El dolor de la perdida, le instiga a aislarse para no volver a sufrir de nuevo. Y solo parece estar interesado en su trabajo.

heidi_quesoabuelo

A la abuela de Pedro de su viaje le trae pan tierno de Frankfort para que no padezcan sus tiernas encías y una mullida almohada para que descanse cómoda en su cama.

Abuelitapedro

 

Además desde entonces habiendo aprendido a leer, pasará a menudo para leerle cartas y hacerle compañía. Tal es el generoso corazón de Heidi. 

.bscap037Pedro

 

 

 

 

 

 

Sin embargo su abuelo sigue enfadado. Así que por ganar de nuevo su favor , Heidi  intenta participar en las tareas de la granja. Con el tiempo las cosas vuelven a su cauce.

bscap114%20(1)Niebla

 

Tanto es así que Heidi y Pedro vuelven a salir con sus cabras a los pastos.

 

Pedroylascabras

Pronto reciben la noticia de que Clara vendrá de visita a los Alpes, con la recomendación del medico, debido al clima saludable del lugar. El anuncio también dice que más tarde llegaran los Señores Sesseman.

Heidi12

 

A la llegada de Clara. Pedro empieza a sentir celos de la amistad de Heidi por Clara.bscap032Clarayheidi

 

 

 

 

 

 

Mientras estas las dos niñas están sentadas en la hierba, Pedro furioso tira la silla de ruedas de la invalida por un precipicio y esta queda destrozada.

El hecho crea discordia, pero, también provoca, que Clara, tenga que esforzarse, y en el esfuerzo se da cuenta que, con un poco de voluntad y perseverancia puede conseguir  volver a andar.

 

Heidi_y sus amigosprado

 

En efecto Clara empieza a ejercitarse, y a la llegada de sus Padres, habiendo el Abuelo aderezado la silla de ruedas de la invalida, Clara consigue ponerse de pie y andar.

 

FIN

Anuncios

Un pensamiento en “Heidi

  1. […] En 1975 no solo se estrenaba en las pantallas la  emisión de la Guagua. también, llegó la popular Heidi. (para más información veasé el siguiente Blog: https://franjavrost.wordpress.com/2011/07/04/160/) […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s